En cambio

2011-11-01 09:11:51

Download (527.45 MB | 02:15)
Comentarios (1)

cambios

En cambio 
      I

DESPIERTO
y salto de mi asiento me pellizco, no es un sueño
voy en el tren o es el metro?
tal vez el avión o el cercanías el barco quizá?no; no hay mar cerca
Siempre en movimiento,
me sobrepongo a ese extraño sentimiento
yo no invito al llanto,
sé que me levanto
Hoy visto negro para contrarrestar
los cálidos colores que en mi corazón anidan
y los ancianos plataneros visten las calles,
como comparsas de eternos figurantes
en un paisaje que me recuerda de donde vengo.

cambios

En cambio: vidas en tránsito
                    II
Vivimos en momentos de perpetuos cambios,
cambios en calma, prudentes y necesarios
y cambios bestiales y nocivos.

Es inmersos en la espiral de cambio, cuando
realmente valoramos a las personas que realmente permanecen.

Me cambio de ropa y bajo a l bar pido cambio para tabaco (me dan dinero, claro, no me pueden ofrecer otro tipo de cambio).
Llego a la estación y cambio de andén para llegar a mi destino.
Me junto con la asamblea del 15 M donde las mentes y los corazones
piden cambios

Quedo con un amigo al que le cuento un secreto a cambio de que no
lo cuente. Pido una hipoteca y sufro ante el cambio del euribor;
duermo, como, defeco en la quietud; el resto es sólo cambio
maduro, evoluciono, cambio, misma piel y osamente pero distinto contenido.

La CAM -vio cómo cambia el mapa de cajas de ahorros español
la CAM y el resto de cajas que trazan alianzas de poder. Necesaria la quietud pero tambien el cambio.

Son vidas en tránsito, como el libro aquel, que solicitado por un usuario, transita de una biblioteca a otra o como esa maleta que viaja por la cinta transportadora a la espera de ser recogida por el pasajero
porciones de comida y útiles que viajan por la del súper.

Son vidas en cambio, en permanete tránsito hacia un devenir,
viajan por la vid de la vida, desechando las uvas malas
y recréandose en las gordas, relucientes y sabrosas.

El Ícaro moderno

2010-03-24 00:31:50

Download (544.92 MB | 02:19)
Comentarios (1)

Pensó que podría conseguirlo, que podría saltar y planear en el aire sin tocar suelo antes de tiempo. Estuve meses trabajando en su prototipo (en el garaje, como en las pelis americanas).

Llegó el día, eran las 5.00 de la tarde y la mamá de icaro le llamó para la merienda pero esa tarde estaba demaiado nervioso para la ingesta de pan con nocilla.

Ícaro Javier abrío la ventana de su habitación en la segunda planta de la casa y para acabar con esos molestos calambres estomacales fruto de los nervios, se lanzó sin más dilación.

No lo consiguió y esta historia de nuestro icaro moderno nos deja la enseñanaza de que no debemos aspirar a lo que no podamos llegar ya que es mejor estar a un nivel medio e intentar volar a lo más alto con mucho riesgo, que caer en picado antes de empezar.

El Ícaro griego hijo de Dédalo, desoyendo a su padre, arriesgó subiendo cada vaz más alto y el sol  derretió sus alas. Desafortunadamente nuestro precoz ícaro moderno, que vivirá en el año 2025 no podrá dar marcha atrás e intentarlo de nuevo porque el sueño spilbergiano de la máquina del tiempo aún no se habrá hecho realidad.

Existencialismo de sudokus y palíndromos

2010-03-24 00:09:23

Download (484.59 MB | 02:04)
Comentarios (1)

Existencialismo de sudokus y/o palíndromos ya nadie piensa en condiciones, en serio, en profundidad; no hay hábito. Está claro pero quizá es que no compense, no nos queremos arriesgar a pasar de los pensamientos típico prácticos, pragmaticos de corto medio plazo,
porque el largo plazo asusta no te digo ya nada si te paras en el andén a esperar el tren y te da por pensar de qué va todo este tinglado, este gran escenario.

Esperas al tren, hace frío, quiénes somos, de dónde venimos, a dónde vamos, porque somos blancos, negros, marrones, amarillos, por qué tenemos dos brazos y no tres, por qué no somos moraditos.

Demasiadas preguntas que te dejan exhausto,
te quedas igual subes al tren, piensas en las tres cosas que tienes que comprar en el súper para la cena, abres el periódico y empiezas a hacer el sudoku de turno. Te costará más, te costará menos completarlo pero finalmente lo harás; es algo que puedes controlar yo personalmente preferiría los palíndromos pero eso ya es algo opcional.

¡Que vaya bien!
Ahí queda eso.

 

Matar dragones con la escritura automática

2009-07-08 11:17:51

Download (769.18 MB | 03:16)
Comentarios (0)

A esto le llamo yo matar dos pájaros de un tiro porque a la vez que aprendo algo de mecanografía sí que puedo decir que estoy realizándome sin prisas ni pausas; con muchas ganas.

Lo cierto es que me parece fuera de toda duda el hecho de que muchas de estas personas vayan a tener que atracar su barco en plena marejada cuando el nivel emocional de lo vivido es tan intenso que apenas se puede vislumbrar algo de luz en la jungla que probadas veces ha operado a un nivel del que los rinocerontes se sienten poco orgullosos al practicar la desidia convencional que nace como desidia pura de la que nunca eres capaz de evadirte del todo y 

Si yo decido escoger mi dragón y yo elijo cargármelo eso será sin duda un acto de lo más valiente y encomiable. Actuaré como una San Jorge y me cargaré al dragón porque el dragón lo merece siempre [...]

Claro que no es justo joder, los mataré y los festejaré de fiesta salvaje
viva la vida que nos ha tocado vivir en Gandía y en parte de Extremadura y de León porque vamos a matar al dragón ese asqueroso al que ya habíamos enfilado como si detrás de una nube soñara con acunarnos y
como si la escritura automática vaticinase nuevas formas en la nubes que no son de chocoloate y quieren que  desaparezcan nuestros dragones personales

Muerte a ellos y llega la liberación tanto tiempo deseada y qué a gusto se queda uno cuando se sabe vencedor o al menos cuando sabe que se encuentra librando una cruenta batalla que le permitirá salir de esa oscura y asfixiante caverna hace calro calor calor calor calor caor calor calor

Muchos besos y corto y cambio porque ahora lo locuto si es que se puede y luego lo toco con la guitarra si es que  yo puedo yes we can, claro que sí, at least we will try. ese es el secreto de la mejor tarta emocional pensar que hemos puesto la cantidad exacta de azúcar para que pueda funcionar, oler, saber bien.

dragones